Cinco soluciones para evitar una crisis de recursos humanos en el sector del agua

Hace un año, los líderes mundiales entregaron una agenda ambiciosa: 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que se completarán con éxito para 2030. Este nuevo marco global coloca el agua en el centro del desarrollo sostenible y presenta una oportunidad sin precedentes para una revolución en la gestión del agua. alrededor del mundo. Nunca en la historia de la humanidad los gobiernos se han comprometido a hacer tal progreso en el tema del agua.

Cumplir las promesas de los ODS para 2030 requerirá un esfuerzo masivo. Las discusiones sobre lo que se necesita se han centrado principalmente en las necesidades financieras y quién pagará. El éxito requerirá grandes inversiones, pero también nuevas políticas, regulaciones e instituciones, nueva infraestructura y tecnologías. Quizás más que nada, requerirá personas: profesionales recién capacitados o reciclados para gobernar, administrar y brindar servicios relacionados con el agua.

Es necesario un esfuerzo hercúleo

Permítanme dar un ejemplo del tamaño y la escala del desafío. Hoy en día, el 80 % de las aguas residuales va a parar a la naturaleza sin tratar, donde genera peligros para la salud, el medio ambiente y el clima. Los ODS exigen que reduzcamos a la mitad la cantidad de aguas residuales sin tratar. Durante el mismo período, se estima que la población mundial aumentará a 8.500 millones de personas. Nuestra tarea es proporcionar tratamiento de aguas residuales a otros 3.500 millones de personas para 2030.

Esto significa que en los próximos 14 años necesitamos construir nuevas instalaciones de tratamiento de aguas residuales para 700 000 personas todos los días. Eso requiere aproximadamente 14 millones de nuevos profesionales de aguas residuales capacitados durante el mismo período, o 1 millón cada año.

Esto ni siquiera incluye los recursos humanos y las capacidades necesarias para cumplir con el resto del ODS 6, o las metas relacionadas con el agua de los otros ODS. En pocas palabras, la tarea que tenemos por delante es nada menos que hercúlea, en una escala que el sector del agua nunca antes había enfrentado.

Se necesita una acción internacional coordinada para establecer las capacidades necesarias para lograr los ODS. No hay tiempo para sentarse. Debemos darnos prisa si queremos seguir el ritmo no solo de los objetivos establecidos por los gobiernos, sino también si queremos cumplir con las crecientes expectativas de miles de millones de ciudadanos del mundo.

Personal de la empresa de agua de Zambia, NWASCO

Personal de la empresa de agua de Zambia, NWASCO

Entonces, ¿cuáles son los principales desafíos y oportunidades para los recursos humanos necesarios para lograr los ODS?

1. La cantidad de profesionales que necesitan ser educados y capacitados no tiene paralelo. Tenemos que empezar ahora.

Sabemos muy poco sobre las capacidades de recursos humanos necesarias para abordar los desafíos relacionados con el agua. Los resultados de un estudio de IWA entre 2009 y 2014 muestran que, para la mayoría de los países, incluso la línea de base status quo Se desconoce la capacidad de los recursos humanos en el sector.

Es fundamental que fortalezcamos la base de evidencia que proporciona datos confiables para construir una estrategia de programas y políticas de recursos humanos basada en evidencia.

2. Sabemos poco sobre los profesionales del agua actuales: su número, sus habilidades, sus capacidades. Se necesita una línea base clara.

Nuestra falta de conocimiento es una gran preocupación y una barrera para una planificación futura efectiva. La investigación de la IWA en quince países de África y Asia muestra que la base de recursos humanos es insuficiente; su composición es desequilibrada y sesgada por género. Los sistemas educativos que deberían proporcionar profesionales bien formados son disfuncionales o no están conectados con las necesidades reales.

3. Los recursos humanos y los sistemas educativos actuales son extremadamente insuficientes para cumplir con la agenda del agua de los ODS.

Ante circunstancias muy diferentes, necesitamos enfoques matizados. En Filipinas, los sistemas de educación y capacitación brindan una buena oferta de profesionales del agua y el saneamiento, pero la mayoría busca empleo en el extranjero. En Ghana, la falta de programas de educación en ingeniería ambiental da como resultado una grave escasez de profesionales del saneamiento.

El sector del agua necesita una fuerza de trabajo cada vez más diversa, ampliando la oferta de personal técnico y profesional. Sri Lanka, por ejemplo, requiere un aumento estimado del 600 % en el personal de desarrollo social e higiene para lograr la cobertura universal de agua y saneamiento.

4. No existe un enfoque general para el desarrollo de capacidades a escala. Necesitamos soluciones adaptadas país por país.

Las deficiencias de recursos humanos también tienen que ver con los bajos niveles de conocimiento, habilidades y experiencia del personal. Existe una gran desconexión entre el enfoque y el alcance de los programas de educación y formación y las necesidades del sector. La actualización profesional y la capacitación en el trabajo son críticas.

En países como Níger y Burkina Faso, técnicos poco calificados brindan servicios urbanos de agua y saneamiento. Como resultado, los servicios no cumplen con los estándares requeridos. En Papúa Nueva Guinea, los cursos que se ofrecen a plomeros, trabajadores de la construcción y administradores financieros no reflejan las demandas que se imponen a los profesionales para desempeñar sus funciones con eficacia.

5. La educación y la capacitación relacionadas con el agua y el saneamiento deben adaptarse a las habilidades, los conocimientos y la pericia requeridos en las operaciones de abastecimiento de agua.

Conectar las necesidades prácticas del sector con cursos de educación y capacitación ayudará a brindar una estrategia general de desarrollo de capacidades que funcione. Solo entonces podremos esperar acelerar drásticamente el desarrollo de capacidades para lograr los ODS.

Invertir en infraestructura es dinero tirado a la basura si no va acompañado de inversiones proporcionales en recursos humanos para diseñar, ampliar, operar y mantener esa infraestructura.

Las acciones críticas que debemos tomar con carácter de urgencia incluyen:

Crear la base de pruebas para sustentar las inversiones en recursos humanos. Necesitamos una acción concertada a nivel nacional, regional y mundial para recopilar datos relevantes sobre recursos humanos. También necesitamos conectar esta nueva información con los planes de acción y estrategias de capacidad de recursos humanos.

Necesitamos innovar nuestros sistemas y prácticas de educación y aprendizaje. Se necesita tiempo para desarrollar una fuerza de trabajo profesional. Pero tenemos un tiempo limitado y necesitamos una fuerte colaboración para aprender unos de otros e impulsar la innovación.

Tenemos que desarrollar estrategias de recursos humanos a nivel nacional y utilizar las mejores prácticas en la gestión de recursos humanos. Los países necesitan planes de acción nacionales a largo plazo para la capacidad de recursos humanos. Esto requiere una acción coordinada a nivel nacional por parte de ministerios, institutos de educación y formación, asociaciones profesionales internacionales y no gubernamentales. Las organizaciones del sector del agua necesitan urgentemente perfilar el sector como un empleador atractivo.

_________________________________________

No se pierda las sesiones sobre brechas en la capacidad de los recursos humanos en el Congreso y Exposición Mundial del AguaBrisbane (del 9 al 13 de octubre de 2016):

Gestión de crisis en los servicios públicos de agua

Taller
Fecha: 12 de octubre de 2016, de 13:30 a 15:00
Lugar: Sala 8, Centro de Convenciones y Exposiciones de Brisbane

¿Puede la diversidad de la fuerza laboral ofrecer la visión de las ciudades del futuro? Las ciudades son el futuro de la humanidad y para 2050 unos 3.000 millones de personas más vivirán en zonas urbanas. Para adaptarse a este futuro urbanizado, el sector del agua necesita reclutar y capacitar a los trabajadores calificados capaces de entregar la visión futura de las ciudades. La diversidad en las habilidades profesionales, los antecedentes, la edad, el género y la cultura mejorarán la capacidad del sector del agua para proporcionar soluciones sólidas e innovadoras para las ciudades habitables y con buen uso del agua del mañana.

Brecha de capacidad: Creación de una fuerza laboral diversa y preparada

Taller
Fecha: 13 de octubre de 2016, de 10:30 a 12:00
Lugar: Sala 9, Centro de Convenciones y Exposiciones de Brisbane

¿Cómo construyen las empresas de servicios públicos una fuerza laboral lista para cumplir con sus responsabilidades con los clientes y el medio ambiente? Formando tres grupos de trabajo, los participantes discutirán lo que están haciendo en estas áreas, lo que les gustaría estar haciendo en estas áreas, los desafíos y las lecciones aprendidas, y cómo IWA podría ayudarlos a ayudarse entre sí. La sesión de trabajo se centrará en cómo las empresas de servicios públicos pueden ayudarse mutuamente a avanzar.

¿Que te ha parecido?

Deja un comentario